10 julio, 2014

Me desheredo de esta raza

quién da la orden para que los misiles se estrellen
contra los edificios
donde viven chicos madres hombres chicas
¿es un hombre es un monstruo una ameba?
quién evita esas fotos que dan la vuelta al mundo
acaso el hombre el monstruo la ameba
no lee los diarios
con los soldados apuntando a los chicos
con las mujeres escapando/llorando
con los cuerpos envueltos en bolsas
el piso muerto de rojo, las caras sucias.
no puede ser
no puede ser
que no las vea.

12 junio, 2014

Suspensión

de qué accidente me salva este puente
si no puedo concebir con la libertad
que nos atribuyen a las mujeres
no soy un río ni un cañón ni un valle
un cuerpo de agua me contiene
paso del estado líquido al sólido
este terreno también es tuyo
me caminás de mil maneras y te cruzo
pero nada me crece
de qué accidente me salva este puente
si el obstáculo es físico y la sangre
no me llena, no hay polen ni células
que devengan en río ni en cañón ni en valle
si tengo este puente suspendido
en la libertad que no se me atribuye
todo es cadenas y la fuerza espera
por un suspiro de alivio y de tiempo
por un puente que me salve del accidente
cuando la calidad del suelo o de mi roca
es vidrio y no garantizan la vida.





30 mayo, 2014

El día sin la noche

estar en mil lugares a la vez
como cuando cantan las ballenas
en esa canción que lastima
evaporarme completamente
hasta tener limpia la mente.

es necesario
que me conozcas ahora
porque no te gusto
escarbar
tenés que
escarbar
y olvidar la sonrisa
que te eclipsó
porque el día sin la noche
no se completa.


A veces el mundo es de los hombres

la belleza 
con la que envejecen 
los hombres 
me recuerda 
que soy una mujer. 
y aunque admire 
y me entregue 
a mi único dios 
de acero y terciopelo
también percibo 
la madurez 
de los otros hombres 
como la precisa etapa 
de exaltación
de la beldad y la sabiduría. 
lo mismo ficha mi ojo 
como una flecha zen al magma. 
acceder 
al cambio de las décadas 
y encontrar referencias 
en los libros 
que hoy publican 
quienes fueron mis amantes 
sonámbulos, maniáticos, 
silenciosos, enfermos, 
borrachos y expertos, 
profundiza mi ego. 

22 mayo, 2014

Perfil del vacío

como si una conspiración universal estuviera mirando desde el más allá. todos lo saben aunque no lo dicen. es increíble. mi estrella tocó a cada uno con un rayo multiestelar. discreción, respeto para los chicos, dijo un planeta con un beso chiquito en cada coronilla. y casi salió el sol pero internamente pedí que no, volvé a nublarte. hoy no estoy para el sol. me tomo el espantoso atrevimiento de querer el mundo todo para mí. y mi dios me dio una de cal y estas canciones tristes que me conectan con mi ombligo y mi vaciamiento. 

Los rayos

de dónde venimos
la plaza oscura
sube y baja
el dios de la niñez
antes pinté un mural
venimos al polvo
con la cabeza plateada
y sabiendo todo
un limón aun entero
pendulo de cuerpo entero
dos piernas colgando
el juego es sin adultos
subo al cielo y nadie
me baja salto
un casillero, otro
en el patio del colegio
en la plaza de san martín
conservo la información
a través de las células
del pasado que ven
hacia adelante
nadie controla las vueltas
que das, llorás negro
un nene una nena
tomados de la mano
en el estacionamiento
las pupilas acuosas
y los ojos funden a negro
un nene y una nena
cuidan bien el pasto
aun es verde aunque
en el futuro las cosas
siempre refulgen.

19 mayo, 2014

Se hace de día

Hasta hoy no vienen las ganas de trasladar el ego. Él dijo "podés despedirte de tu ego". Pero la certeza es la de saberme yo, única, irrepetible, tal vez dos, tal vez una todavía. Yo aun. Ni canciones maternales ni Carlos González ni mamíferas al poder. La guaguita vendrá con la panza. Es una tentación correr en el calendario como en campos verdes de mi tierra natal. Creer en el punzón del vientre y el escote de gomería. Una vez vino la ilusión como una trampa. Dejé abierta la tapa de un sótano tras una guachada de Edenor y con la confianza del camino conocido, tanteé a ciegas paredes de gelatina. Ahora, haré lo mío; confiaré en el destino. El pasado es obstinado, no se puede cambiar, leí en el último libro que me hizo llorar. Este HOY es una respuesta del pasado. Y gracias, Buda, que hablaste del sufrimiento como sustancia inherente a la vida, por darme la lucidez de la confianza experta. El pasado es grandioso, como un Ganges de cuerpos muertos que me adelanta el fin de las cosas. Mi pasado es la enseñanza en mí misma. Y el cuerpo es aun mío; hay disponibilidad y nunca resistencia. Resistir con la vida como mi par. Decido entonces vaciar los pies en la tierra. Literalmente, llenarme los dedos, las uñas, de barro de tan enraizada con lo inevitable. Porque la entrega es hacia un hombre que me dará un hijo y la elección de saberme feliz en cada puerta abierta. Estamos de este lado junto al hombre que emponderó mi libertad. Mi cuerpo, entonces, es también suyo . El punzón en el vientre y el escote de costa en la playa son suyos, también.  

16 mayo, 2014

Amor del aire

tengo una foto
llenas las piernas
de arena
como un barro amable
se hunden los pies
con la fuerza
del inevitable newton
y el movimiento
es un vaivén
sobre el mar de fondo
tan lindo me mirás
que puse la foto
en el escritorio
cada día decís
una palabra nueva
el saludo tras el mar
me sumerge las piernas
revivo la foto
recortada para siempre
en mis costillas.



29 abril, 2014

Farenheit

de capa caída
los resabios de la salud
llueve en la ventana
y en las palomas
era lo menos
que podía pasar hoy.

25 abril, 2014

Paternal

apenas son palomas
atontadas pero vivas
se posan sobre el cable de luz
las veo desde la ventana
con un fondo gris
y nubes contenidas
apenas son palomas tontas
pero parecen
una sinfonía de pájaros
de mejor suerte
si afino los ojos veo
una sinfonía de pájaros
en la laguna y en acuarelas
prontos a volar dispersos
urgentes
como si un cocodrilo
irrumpiera en el paisaje
o una lancha a motor,
ávida de imágenes,
recorriera los pastizales
pero no
las palomas revolotean torpes
ante un disparo
que suena en la esquina.

15 abril, 2014

Revelación

En medio de la noche
un sintagma se escribe
en la imaginación
como una frase
que alguien dicta:
"estoy embarazada".
El sintagma moja la cama,
retumba en lo negro
una mariposa nocturna
que aletea ciega
sobre el taparrollo
mientras dicto,
en voz baja
y con cuidado de no
despertarme:
"estoy embarazada".