21 agosto, 2015

Los esquimales

Las luces
que llenan el cielo
cuando viene
la aurora boreal
son las almas
de los bebés muertos
dicen
los esquimales
de Groenlandia
uno de los lugares
del mundo
para sentarse
en el palco
de las auroras boreales
juegan
las almas de los niños
y el movimiento
que debiera ser en las casas
se traslada al cielo
y verdes fucsias azules
son las manchas
de un babero eterno
espero en la boletería,
quiero creer en la leyenda.

13 agosto, 2015

Selenita

Lorena me regaló una selenita y una carta que explicaba un poco. Leí la carta y lloré. Ella y yo tenemos una grieta de miles de kilómetros en el alma. En ese momento no me animé a sacar la piedra de la bolsa verde transparente que la contenía. Con Lorena una vez nos peleamos, hace muchos años. Ella me gritó y yo dejé de hablarle. No recuerdo cómo volvimos a decirnos hola. Supongo que era inevitable porque nos queríamos. El otro día, en una fiesta, puso en mi mano un sobre con esta bolsita verde transparente. Dijo que lo viera después, otro día. Eso hice. Mientras, pedimos otro gin tonic. Después otro y otro y nos pasamos a la caipirinha. Era un cumpleaños en un country de Pilar. Bailamos y tomamos agua y alcohol en cantidades iguales. Antes de conocer a Lorena había conocido otras Lorenas, pocas. Pero la primera que me hizo pensar en el nombre fue la que duerme, la que perdió los zapatos. Otra Lorena, igual de morocha, tuvo un hijo a los 17. Con los días me animé a abrir la bolsita verde transparente y a ver con detenimiento la piedra. La saqué del envoltorio y noté cuánto pesaba. Una selenita hecha de cristales, formada por la erosión del tiempo ocupaba un espacio mínimo entre los dedos. Blanca, lechosa, delicada como un glaciar. Tiene líneas horizontales imperceptibles que nunca se tocan. Le dije a Lorena que iba a tener cerca la selenita. Los hombres imaginarios de la luna caminaron sobre este cristal que apaga la tristeza y fortalece el útero. La forma que eligió Lorena de estar cerca es con esta selenita que sostengo en dos dedos. Así, tal vez los kilómetros de grieta florezcan y los kilómetros de grieta como un Aconcagua imaginario se vuelvan de a poco una sierra, después una meseta y luego una llanura. El accidente geográfico, otrora epicentro del fuego de la tierra, es la huella que suavizará esta selenita. 

16 julio, 2015

Hay que irse

Yendo a California empieza con un suspiro. Robert Plant come un pedazo de aire y descansa en el punteo de Jimi Page. Toma el aliento y la fuerza que lo lleva a alistarse para el próximo comienzo. Está por decir algo y elige esperar la canción. Suspira como alguien que se sienta después de vaya a saber uno qué tormentas. Y espera. Lo veo realizado. Acaba de hacer algo pesado, una faena que le llevó un buen trabajo y por fin está en paz. Fue tirando el lastre y ahora está a punto de flotar a merced de la liviandad de su cuerpo.

Mira a lo lejos el paisaje, seguro es una montaña. Está mirando el más allá, el porvenir. Adivina lo que hay detrás de la montaña porque él ya estuvo ahí. Satisfecho se sienta a mirar y suspira en paz. Sentado y envejecido, un joven Robert se resigna. Sabe lo que viene. Es un vagabundo del Dharma con las visiones del porvenir que se desatan del pasado. 

Es preciso irse después de sentarse a descansar, después de haber sido montaña y águila. Después de haberse mojado en medio de las tormentas; tirar el lastre por la mañana tras la furia del mar. Hay que suspirar la paz e irse.  

22 junio, 2015

Congo Belga

cómo será el congo belga
si pudiera llegarme hasta ahí
me escaparía en un sueño
que me congele en el presente
pretender el olvido
sería traicionarte, no me da para tanto
caer en la dureza desde tan alto
estrellarme cuando miles de estrellas
te vuelan, sos el satélite y sos la luz
pero vuelven los días mentales
y por qué ya no es una pregunta.

10 junio, 2015

Nuevas llaves

todas las canciones
son nuevas
las conozco desde siempre
pero son nuevas
llegan como empujándose
traen un nuevo significado
antes eran simple música
hoy son llaves
al plano celeste
de todas las lámparas
que en la duermevela
se despiertan.

las canciones
que antes decían otras cosas
hoy son las mismas
pero son nuevas
como las calles
que conozco desde siempre
o el mismo cielo
en las fases nublado o soleado
no son las mismas
calles o canciones
el cielo está poblado
mi casa, despertar o caminar
no es lo mismo
son llaves a la entrada
de nuevas puertas
se reconstruyen las partes
y se rearman las canciones
las calles los cielos
nada está muerto
y soy mi secreto de madre
debería ser ciega para no verlo
un tercer ojo me late
una pirámide me corona
sin resistencia me ofrece
las nuevas llaves de todos los cielos
de todas las calles las canciones las puertas.


26 mayo, 2015

Detrás del diamante

caminar en la noche
encontrar la energía disuelta
que fue un cuerpo y luego luz,
decirle:

 - sigo tus pasos en la noche sin tiempo, serás la canción que me guía.

y yo iré flotado ciega
detrás del diamante.

- sé mi maestra

¿qué podría enseñarte yo
si aun estoy en este mundo?

hablo con lo invisible
reverencio tu cuerpo en el aire,
la voluntad es mi espíritu
soy el médium
sos la fruta astral
un olor como
de otro mundo
mientras duermo
sé de tu presencia
y te toco con la risa
sos mi maestra
por eso
no te hablo con palabras
puedo despertarme
aun cantando, oliendo,
puedo sentir las frutas,
las señales del cuerpo astral.

11 mayo, 2015

Tormenta

mis amigas me llaman Tormenta
o Lady Storm,
señora de los rayos y las precipitaciones,
de los cambios bruscos,
críticos sobre el horizonte,
que arrasa con el paisaje
y al irse ya nada es como era.
Tormenta me llaman mis amigas,
relámpagos, granizo y vientos
con destino horizonte,
que la tierra debe ser fuerte
para soportar la electricidad
y debe ser dúctil
para recibir las partículas en suspensión
que acarrean las masas de aire violentas.

30 abril, 2015

Barflies

La belleza se convierte en una lanza en el momento que me toca. Y no sé si son los textos o la música o la forma en que lo dicen. Yo creo en ellos y eso es una verdad para mí. Entiendo todo lo que sea sensible y todo lo que se torna sublime a pesar de esa grieta que después de todo nos embellece. Como la poesía. 


El cardón sin flor revienta

Llevo una vida más o menos parecida a lo que siempre quise
trato de ir más despacio y aprender…
Miro y escucho,
cruzo con cuidado todos los días al Mercado Juárez
paso casi una hora mirando por la ventana
a la cartonerìa y las mudanzas
cruza la gente hacia el abarrotes desde la birriería.
Me concentro cuando vamos a tocar
Nombro a todos mis guías para que me ayuden y me inspiren
escribo tus iniciales en mi antebrazo
me lo tomo muy en serio.
Y muy en broma…
mientras observo al mundo marchar
sobre absurdos zapatos..
absurdos zapatos.

Porque somos piedras que no ruedan…

Fin de zona urbana, 1900 kilómetros más allá
para ver el sol, los cerros caer como lava oscura por la piel
limpiarme revolcándome en la arena
que trae el viento norte desde lejos
Burros llamas cabras, árido precipicio al borde del arroyo seco
1900 kilómetros más allá.

Y fumo con el último oxigeno de los 3.700 metros
para ver bañar el sol
me arden los ojos de tanta claridad...
¿cómo puede ser tan claro si para mí era tan oscuro?
Inmensidad- me pega como un puño-
tanta verdad de gente tranquila
paseando cabritos y dejando cintas para el gauchito de la ruta.

Botellas de plástico y rosas encapsuladas
Botellas de plástico y rosas encapsuladas
Borraría mis huellas, olvidaría el camino para no volver.
Para no volver.

El destino perdi el 6 de enero en Retiro
y ahora contemplo el consuelo en silencio
esperando la noche.
El consuelo perdi el 6 de enero en Retiro
y ahora contemplo el destino en silencio
esperando la noche.
Y el cardón sin flor revienta.…
En el mismo silencio callamos los dos
no me queda más que respirar de este momento.


Patricia Pietrafesa y Juan Hyde.

11 abril, 2015

Milla de luz de luna


la intención crece aunque nada dependa de nadie. un ser misterioso y enorme nos precede, junto mis manos y rezo. no es temor a dios, es fe. moonlight mile es una obra de arte. milla de luz de luna, decía siempreviva, y cómo lloraba con esta canción. como si todo lo sensible del mundo entrara en ella ahora y para siempre. en ese momento y para toda la eternidad, cuantas sean las vidas por reencarnar. son los instantes de belleza inagotable los que duran siglos y para siempre. el tiempo es determinante. está o no. pasa ahora o nunca. y ahora aun está sucediendo pero nunca, es la concreción de lo negro. soy incapaz de ver la belleza del nunca. aceptar es fácil cuando aun estás de pie y el cazador no te dio de lleno. 

07 abril, 2015

La montaña

ella dice
la montaña solamente
te muestra 
que para
vivir cualquier contexto
hay que ser valiente.
y yo veo la valentía
en la sonrisa 
que parte el comedor en dos 
como un rayo, 
una sonrisa tímida y culpable, 
veo la valentía 
en la comunión con las mujeres, 
en salir a la calle 
y enfrentar el sol de los vivos,
en la búsqueda de la estrella
que sobrevuela los sueños 
sin miedo de dormir 
porque las visiones 
no serán el fin 
y si lo son,
extiendo mi mano invisible
y te toco.
valentía es, también, apostar
a la belleza, dice ella, 
y yo digo 
la belleza es también la resignación.


05 enero, 2015

Somos espíritus en un mundo material

cómo hago
para entrar
en un universo paralelo
cruzar una frontera
ser inmaterial
y vivir la plenitud
de las medidas
que no exista
ni alto ni ancho ni profundo
y encontrarnos en el cielo
de lo que no se toca
sugiero morir
sugiero que exista ese más allá
que no coarte la deformidad
tampoco lo prematuro
quiero encontrar lo imposible
que todo se pueda
tu cuerpo como sea
el mío, el espacio,
ser la madre que soy
sin condicionamientos.